¿Tiene un minuto para hablar de poros?

Primero que todo, y a modo de dejar de atacarlos, los poros son aberturas naturales y necesarias en nuestra piel que contienen folículos capilares o glándulas sudoríparas, ¡así que acepten y quieran sus poros! Sin embargo, una de las preocupaciones constantes es el por qué se distensan o si existe un modo de cerrarlos (spoiler alert: ¡NO!). El secreto está en mantenerlos sanos y pequeñitos, y para esto necesitamos entender un par de cosas. Primero, un poro sano posee un recubrimiento de keratina y sebo, este último es necesario para proteger la piel de bacterias y otros agentes hostiles, por eso existen tratamientos para regular su secreción (especialmente, para quienes poseen pieles grasas); y segundo, lo que le da integridad estructural a nuestra piel es una red de proteínas fibrosas de colágeno y elastina, responsables de su elasticidad y grosor.

¿Por qué nuestros poros son grandes o se agrandan?

El primer factor que influye directamente en su tamaño es la genética. El pelo grueso o la piel grasa implica que los poros sean un poco más grandes, pero no te desanimes, aún así es posible darles un aspecto uniforme. De hecho, no es un problema exclusivo de este tipo de pieles ya que personas con piel seca pueden experimentar igualmente obstrucciones que deriven en brotes acnéicos. Asimismo, otro aspecto decisivo es la deshidratación, que conduce a una pérdida de consistencia en la piel alrededor de los poros, y por supuesto, el daño solar que provoca la pérdida de colágeno y elastina (los componentes principales de la integridad de nuestra piel) y derivan en su adelgazamiento y falta de elasticidad.

Lo esencial para mantener el poro en condiciones óptimas

Lo más importantes es mantener la renovación celular con un ritmo saludable y así evitar la acumulación de células muertas que obstruyen los poros y ocasionan la aparición de granos. Para esto, la doble limpieza es esencial acompañada de una exfoliación química (dependiendo de la tolerancia de tu piel, máximo 3 veces por semana). Busca productos con ácidos como AHA, BHA o PHA que especialmente útiles para quienes tienen pieles mixtas o grasas ya que ayudan a controlar la producción de sebo. La hidratación es otro factor clave y para esto, recomendamos especialmente productos con ácido hialurónico como el Hydra Skin Ampoule Serum de 9wishes que además, por tratarse de un serum, posee una concentración muy potente y agrega una capa extra de hidratación a tu rutina. Por último, el daño solar deteriora la estructura de la piel por lo que recomendamos SIEMPRE usar protección solar. Sin embargo, si tu piel ha sufrido un daño considerable busca productos con vitamina C que ayudan a mejorar su textura y tratar incluso líneas de expresión como el My Signature C Sourcede Tiam (puedes ver cómo combinar la vitamina C en nuestro post anterior, aquí). Y ustedes, ¿cómo mantienen sus poros sanitos? ❤️
Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.